septiembre 28, 2006

Te Deum 2006…”Todos los niños son deseados”

El Cardenal Errázuriz en su discurso realizó , quizá, la más importante de todas las reflexiones sobre la familia... “Dejemos de lado la definición de embarazos no deseados”, de esta manera defendió la dignidad de los niños que están por nacer y dejó claro que no existen los niños deseados o no deseados “porque cada ser humano es un don y un hijo de Dios”.

El cardenal recordó que “desde el punto de vista del cristianismo, no distinguimos entre las personas deseadas y las no deseadas y que nuestra vocación nos lleva a amar a todos como Cristo nos amó”.

El Cardenal dijo que la terminología nace en el ámbito de la planificación familiar que encierra una determinada verdad, pero que no puede primar como la categoría dominante en nuestras relaciones humanas, en este sentido pidió estar atentos porque ésa es la misma terminología que en otros países se utiliza para justificar el aborto.
En este mismo tema señaló que todo niño por nacer “es una criatura admirable que necesita ser acogida aunque no hubiese sido “deseada” , pues no por eso ha dejado de ser respetable y querible. Todo ser está llamado a nacer y a desplegarse como imagen y semejanza del mismo Dios”


Este es sólo un extracto del discurso que ofreció el Cardenal en el tradicional Te Deum de fiestas patrias. Y creemos que es un buen momento para reflexionar sobre la familia que queremos para Chile.